Confirmada la presencia del ARAO en Cabo Vilán-Camariñas

|

Nota prensa del Colectivo Ecoloxista PX de Ponte do Porto:


El arao dos cons es una de las aves marinas más vulnerables de la península Ibérica. Solo nidifica en Vilán y Sisargas, aunque en invierno se ven más ejemplares migrantes procedentes de las colonias del norte de Europa, pero no nativos. El colectivo ecologista PX lleva haciendo censos de araos en estas colonias desde 1990 y fue pionero en la petición de protección de esta ave. Ahora acaba de publicar los datos del último inventario hecho este verano, tras el estudio del trabajo de campo y las fotos de colaboradores en todo el entorno de cabo Vilán y el islote Vilán de Fóra. El censo confirma que en Vilán de Fóra sigue habiendo una colonia de araos, pues en la cara sur se localizó una pareja en una cueva y otros dos ejemplares separados en otros dos puntos, que podrían apuntar a tres parejas.


En todo caso, desde el grupo PX confirmamos que sigue habiendo nidos en este enclave.


Es un ave de pequeño tamaño, unos 43 cm. de longitud y 70 cm. de envergadura, que nidifica en grandes colonias, principalmente en salientes de acantilados en el norte de Europa, pero en la península Ibérica solo hay tres pequeñas colonias, en Sisargas, cabo Vilán y en las islas Berlengas de Portugal, por lo que se tiene como una especie altamente vulnerable en el sur. Los araos ibéricos podrían pertenecer a otra subespecie (U. a. ibericus), aunque para los investigadores locales es preferible incluirlos en la U. a. albionus.


En España solamente se distribuye en la Costa da Morte, y en el censo de 2000 los últimos núcleos residían en las Sisargas (3 parejas) y en los islotes del Cabo Vilán (6 parejas). Aunque también se había detectado una pareja en la isla de Lobeiras (Arou) y de otra especie vulnerable, la tridáctila. En los años sesenta la población de araos superaba las mil parejas. El censo de 2011 seguía confirmando dos parejas en Sisargas y unos ocho ejemplares en Vilán. Tanto PX como la SEO establecían estos datos. La población gallega ha ido reduciéndose desde que hay datos: la colonia de Estaca de Bares, con 100 aves, desapareció hacia 1960; posteriormente lo hicieron las de Sierra Capelada, con cerca de 1.100 aves. La colonia de Sisargas ha pasado de 660, con que contaba a mediados del siglo XX, a dos parejas. Algo similar ha ocurrido en Cabo Vilan donde en los últimos años no se han observado más de ocho aves.




Vilan de fora